UNA ESTRELLITA

PARA TU MANTO

 

La iniciativa se inspira al cuadro de la Virgen Consoladora en el cual se ve la gloriosa Señora que luce un manto cubierto de estrellas.

 

La idea consiste en adornar este manto con nuevas estrellas que corresponden cada una a un Ave María, de esta forma cada Ave María rezada con fe a la Virgen Consoladora se trasforma en una nueva estrella que ilumina su manto glorioso,  el mismo manto con el que nos acoge maternalmente.

Cada vez que rezes un Ave María en honor de la Virgen Consoladora para adornar  con tu oración  su glorioso manto, utiliza este espacio:

Yo  

 

rezé (escribe cuantas)  

 Ave Marias en Honor

de la Virgen Consoladora