El Cuadro

 

Es difícil establecer la época precisa del prodigioso hallazgo del cuadro, la tradición situa el milagro hacia el 1520-1530.

 

El prodigioso cuadro fue enterrado seguramente durante la guerra de los iconoclastas che se acentuó en Italia e sobre todo en la región de la Campania bajo el poder de Eustiquio ed Esilarato, de Napoles, En este  periodo borrascoso de la historia religiosa de Italia, Muchos cristianos para salvar la Imagenes sagradas de la destrucción pensaron en enterrarlas. De este modo se explica porque tantos iconos se encontraron en distintas partes de Italia.

 

 El cuadro hecho en parte en madera y en parte en tela pertenece al siglo IX, desafortunadamente los retoques sucesivos le habían hecho perder su interés artístico.

 

Desde el 1899 no había sido restaurado, el 14 de abril del 1971 fue llevado a Roma, al Museo Vaticano, donde fue restuarado por el Maestro restaurador Prof. Gianluigi Colalucci, que encontró en el cuadro elementos anteriores al año 1000, el 11 de julio en ocasión de la bendición e inauguración del nuevo templo, el cuadro, con la participación de una inmensa multitud de peregrinos, con la presencia de Su Em. el Card. Giuseppe Paupini, de muchos Obispos y autoridades, fue llevado en helicóptero a Visciano.